jueves, 11 de junio de 2009

Indie

Estoy hecho bosta, con sueño, con las piernas que explotan, el pelo engrasado, y escribo solo porque consigo una pequeña evasión lograda al escuchar el tema Don't fight it, de The Panics.
Tengo el presentimiento de que me quieren echar del laburo. Y esa paranoia acabó con la pequeña sensación de omnipotencia con la que misteriosamente empecé la semana.
Necesito tener un sueldo fijo y me da miedo, más que perder el trabajo, el hecho de sentir el abandono, de amigarse con los reemplazables.
Y si llegara a perder ese laburo de mierda, que me importa…
Todo tiene un final, excepto los ralladores de acero inoxidable, que pasan de una generación a otra, fieles e indestructibles.

5 comentarios:

Carol dijo...

"Y si llegara a perder ese laburo de mierda, qué me importa..."
Repite esa frase hasta la saciedad.
:P
Un beso.

Jacqueline dijo...

que genial que algo tan simple como el miedo a que te hechen,lo escribas y me guste.

no tengas miedo.
y ni en pedo dejes que te pisen la cabeza.

besssssssssso fernandez

☀Pau☀ dijo...

Te tengo una sorpresa pero tenés que pasar a buscarla a mi blog. Besitos!!!

andreita dijo...

Fuera el miedo. Fush Fush!

Y si llegaras a perder ese laburo de mierda, seguro encontras otro mejor... como era? Ah si, me acorde! NO HAY MAL Q POR BIEN NO VENGA.

Arriba ese animo Dieguito!

Besugos por todos lados -a ver si con esto me levanta un poco- ;)

:D

Robi dijo...

Ahora me hiciste pensar en esto de no tener laburo....tantas veces pense "por que no me hecharan de este laburo y con la guita me pongo un negocio de alllllgo!"...pero la verdad es que me daria miedo no tener la seguridad de cobrar los mismos mangos todos los meses.

Tambien me daria miedo verme en un video con menos pelo!
ups! q mala fui...
Para hacerte sentir mejor, hace meses que no me veo los pies! jajajajaja

saludos!

Ro