domingo, 4 de octubre de 2009

Trapito (Qué mano insensible te clavó en la tierra marcando tus dias)

Ayer volvía del centro, y era un quilombo de autos porque estuvo la bendita procesión a Lujan, que existe también para joder un poco a la gente que no elige creer.Cuando llegué a Ramos, me acordé de sacar algo de guita del banco, antes de ir a casa. Y como Rivadavia estaba cortada, no sabía donde dejar el auto. Bordeé la placita Mitre, y con suerte pude acomodarlo atrás de un volquete delante de un edificio en construcción. A penas apagué el motor, ya se me acercó el cuidacoches con su pechera naranja fluorescente. Lo saludé y me fui corriendo ese par de cuadras, hasta llegar al banco, porque sinceramente me estaba meando. Me dan bronca los cuidacoches, porque asumen como obligación, el hecho de abonarle plata por estacionar en la calle. Además eran las 4 de la tarde, porque si fuera de noche todavía…Pero esta gente se adueñó del centro de Ramos y hace unos años uno no puede dejar el auto en ningún lado sin que estos te vengan a pedir plata.
Hay actividades de los Buscas, las cuales respeto un poco más…
A los tipos que te ofrecen limpiarte el parabrisas, o los que te venden flores en los semáforos, les doy las gracias si no tengo una moneda para darles, pero los veo como un rebusque válido, para ganarse unos mangos…pero estos que no tienen laburo y te vienen a pedir por una función nula que ejercen, sobretodo por su condición de anularte el derecho de dejar el auto en al calle, por eso todos les terminan pagando por el miedo a que te lo rayen.
La cuestión es que en menos de 5 minutos ya había vuelto del banco, y como era de esperarse el chabón con la pechera fluorescente anaranjada, se paró adelante, ayudándome a maniobrar con sus señas…(Como si fuese difícil sacarlo, cuando solo tenes un volquete adelante). Mi idea era otra desde le vamos, sabia que si avanzaba, me iba a meter de vuelta en el quilombo de autos que eran desviados por la policía, ya que Rivadavia estaba cortada. Iba a estar 15 minutos para retomar y como dije antes me estaba meando.
Así que fui práctico, mientras el bien predispuesto señor ya se disponía a recibir su propina, después de darme las indicaciones básicas para girar el volante, metí Reversa, y salí a los santos pedos, haciendo los 100 metros de esa cuadra, en marcha atrás, para retomar por la calle liberada al transito.
Se que soy un forro por no darle su propina…pero que me la chupe!.

5 comentarios:

Jacqueline dijo...

jajaja justo esta charla la tuve ayer con mis amigas!
me molesta sumamente que te roben, que ganen en un dia lo que yo gano en un mes por "cuidarte" el auto y por "ayudarte" a estacionar
por favor llamado a la solidaridad para que los caguen a trompadas

Manucita dijo...

QE TAAL
gracias por pasar por mi espacio,
no sabia qe te tenia en el msn...
en el manucitaa@..no?
espero qe hablemos
un beso

Emma Sara dijo...

sí, era la garcha de los cafres

sOl dijo...

lastima que no sepas ver mas alla de una forma de escribir, mucho te perdes...

adios

sOl dijo...

lastima que no sepas ver mas alla de una forma de escribir, mucho te perdes...


mal
o bien

el amor va mas alla
y para verlo hay que cerrar los ojos
y sentir el silencio

y si no podes ver que en el fondo de cada cosa hay amor
que se yo
tendras tus excusas

no hay algo que este bien o mal

criticar por criticar... todos caminan para donde quieren, algunos para donde pueden

la base de mi vida no es ni tu opinion ni la de ninguno, sino la tierra y las energias que vibran al rededor.

buen día