jueves, 10 de septiembre de 2009

Un Número de telefono

Hace tanto que no nos veíamos, que no aguanté y te volví a llamar. Lo conseguiste demasiado fácil. Vos me intimaste, viniéndome a buscar, al enterarte que en todo este tiempo de plena ausencia, yo había conocido a Melisa.
Supe que el orgullo de las minas es bastante fuerte, y que no podías bancarte el hecho de verme con otra.
La jugaste bien, como cuando tenes una buena mano para el envido, y sin deschabarte el tanto, te aguatas de cantarlo, para tener vos el “Quiero” después.
Y ganándome con 33 de mano, te fui a buscar.
Garchamos. A la mañana el beso rápido, y –cuando llegues llamame así hablamos-. Después cada uno a esperar su colectivo, a cada lado de la calle. Desde enfrente tiras un beso cuando te subís al tuyo, mientras sigo esperando a que llegue el mío. Te veo sentarte del lado de la ventanilla, y después de guardar las monedas me sonreís , antes de que el bondi arranque...
Creo que esa noche fue cuando quise pedir una docena de empanadas, para la cena, y no encontraba el número de “El noble repulgue” (que es el lugar a donde siempre llamo cuando pido empanadas), así que se me dio por llamar al que figura en uno de los imanes de la heladera.
Era un imán de color verde, de un local llamado “EMPANATA”. Llamé resignado, sabiendo que probablemente nadie me atendería. Ahora que me acuerdo, ese local dejó de existir hace rato, porque las veces que había marcado el teléfono sonaba de forma incansable, sin que alguien atienda. Fueron mínimo 3 las veces en los últimos meses, en que había marcado ese número sin encontrar ninguna voz detrás del tubo.
-Llamo , total no cuesta nada, que se yo!-, Por ahí estaban de vacaciones, o haciendo reformas , o en una de esas sin trabajar los días feriados.. Hubieran sido demasiadas las coincidencias que se tornaron las veces que decidía llamar a EMPANATA. Sin embargo, volví a marcar el número. Está vez, una chica me atiende y me toma el pedido, diciéndome que la docena me costaría $23, y en menos de media hora estarían tocándome el timbre.
A penas corté, me resultó extraña la llamada, porque el local existía a pesar de las veces anteriores en la que fue imposible comunicarme, y además el costo de la docena es irrisorio, ya que acostumbro a pagar en cualquier parte no menos de $35.
Al rato llega el chico del delivery, con unas empanadas que además de baratas, eran enormes y exquisitas, sin dudas las mejores que había probado en todo Ramos Mejia.
Hay algo que no anda bien, estaba seguro de que ese local no existía más, no podía ser que las otras veces nunca atendieran cuando los llamaba por teléfono. En realidad es un local que no recuerdo haberlo visto en la calle, lo conocía solamente por el número que figura en el imán pegado de la heladera. Imán que ni siquiera se como llegó a mi heladera. Ahí también figura su dirección, sobre la av. San Martin, aunque la numeración no se puede leer, ya que se encuentra borroneada, por gotas de agua o aceite, que le habrá caído alguna vez (Con fineza se distinguen 3 números, que indicarían que el local de EMPANATA, se ubica mínimo entre 10 cuadras, sobre esa Av San Martin, que empieza en la estación y alcanza el 1000 cuando llega a la plaza Bomberitos)…Creo que una sola vez vi el local. Por ahí tengo un vago recuerdo de su marquesina, ya reemplazada por otro negocio en al actualidad. Si es el negocio, en el que pienso, estoy seguro de que existió..Pero que hoy no está más. Sería capaz de asegurarlo, sin ningún fundamento sólido, y menos ahora que una chica me atiende, y me manda el pedido.
El hecho que el precio de la docena, sea tan bajo, me provoca una sospecha ridícula. Pongamos que en todo este tiempo en el que era imposible comunicarse, fue porque lógicamente EMPANATA, cerró hace un par de años,(como creía hasta hoy a la noche) y el local quedo vacío. ¿Puede ser que por alguna falla, del universo, se provoque un quiebre espacio-temporal, que me permita comunicarme con el pasado inmediato?, Pasado que evoca y palpita los acontecimientos propios, vividos hace un par de años, donde el local de EMPANATA, atendía a sus clientes y manejaba ese rango de precios para sus docenas. Fruto de la carga inflacionaria de la época.¿Quién seria capaz de vender una docena a $23 hoy en día?.
Los endebles pilares de mis sospechas están entablados únicamente, sobre esa suposición.
Quizás sea cierto que los empleados y dueños de EMPANATA, permanezcan encerrados en su local, viviendo 2 años antes que nosotros, prendiendo la tele y viendo a San Lorenzo festejar el campeonato de Ramón Díaz, o averiguando las listas de los padrones, para votar dentro de un par de meses a Lavagna como presidente de la nación.
Capaz, logre traer desde ese pasado reciente, por lo menos una docena de empanadas. Tal vez por mi perseverancia, en seguir marcando ese numero, que durante tanto tiempo se me negaba.
No es virtud de Quijotes hacer frente a estas pequeñas causas perdidas como las de rescatar locales de comidas cerrados hace un par de años, pero se que por mi empeño logré traerme de aquel espacio olvidado, preso en vaya a saber que dimensión de tiempo, aunque sea las mejores empandas de Ramos Mejía.
Me acuerdo que esa misma noche cuando terminé de comer, te llamé como me habías pedido, hasta que me cansé de escuchar sonar tu teléfono, y me quedé dormido.
Al otro día fue levantarse temprano para entrar al laburo, y cuando me quise acordar ya era jueves, creo que hasta había empezado octubre, porque me di cuanta que me había vencido la boleta de Edenor, Y no volvimos a hablar, después de tu sonrisa arriba del bondi.
Esa noche vaya a saber de que dimensión, ubicada en un universo antiguo, que atrasa algunos años, se había escapado algo más que una docena de empanadas.

9 comentarios:

Jacqueline dijo...

p
r
i
m
e
r
a
JAJAJA dios la gente que lo hace conciente esta cagada jaja

bueno pero en fin, soy primera porque chatiamos 4 horas por dia y no nos quedamos sin tema y estoy leyendo esto que me FASCINO de verdad, sobre todo el final
sos muy cortazar, como vos dijiste probablemente su reencarnacion jaja

me encantó dieguincho

andreita dijo...

Dieguitooo!! Me encanta como escribis bombon, ergo, en el dia de la maestrita... te voy a hacer una correción a modo de festejo ¿? vaYa es con Y no con doble l, corregilo chiquito, plis! (:

Ahora, que loco esos recuerdos, vagos... y creo q es parte de la mistica del vivir cotidiano, olvidarnos pequeños detalles, que resultan ser grandes, cdo nos acordamos... tarde, como siempre.

Besugo, Sr! =)

Daniel dijo...

Muy, muy bueno!

(Voy a empezar a marcar el número alguna sucursal bancaria que haya cerrado en el 2000, a ver si consigo dólares a 1 peso)

Abrazo.

Diego dijo...

ajaj el pibe que firma aca arriba tiene razon, me hizo reir un toque...

A la chica Andrea, no se si leeras esto de vuelta , pero perdon por ser tan burro, me siento una hormiguita insignificante cuando me doy cuneta que ademas de los errores de cohesion al escribir, nunca me curé de las faltas de ortografia..te hice caso y trate de corregirlas
:)
creo que ya cambie ese Vaya mal escrito, gracias a vos

gracias señorita, y feliz dia tambien



a JAcqueline le digo que puedo escribir los versos de amor mas tristes esta noche, escribir por ejemplo«La noche esta estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos».


ahi te dejo para que hasghas un copy and paste, para tus proxmas cartas de amor

:)

Into your folder ...

Temazo de plastic operator

que blogger cumplidor que soy, les contesté a todos

me amo

:)

LIFE dijo...

nanan empanadas a $23 pasáa el fono jajajaja.Bueh Diego.. los relatos son difíciles..pero cada vez te salen mejor!!!! esi sip tas re-blogger comentando comentarios jajajajeso que odiabas a la gente que hace blogs! Abrazos y te sigo leyendo... me gusta tu estilo.

::♥ Sol ♥:: dijo...

mira resentido del orto, yo no te tire mala onda a vos, asi que vos no me tires mala onda a mi

si estas mal cogido, mal atendido o estas frustrado porque no podes levantarte una mina como yo, no me vengas a romper los ovarios...

si no tenes la cabeza para acotar nada inteligente, ahorrate las opiniones.
y si encima sos tan ignorante de opinar sin haber leido (ja, y la negrita mersa soy yo!) te podes ir metiendo el comentario bien por el orto (que seguro te cabe).

Te invito a no pasar mas por mi blog, no me interesa la visita de enfermos mentales mal cogidos como vos... seguramente vos sí te las sabes todas, y mi blog es para personas que no son perfectas, pero que se expresan igual, por el simple hecho de expresarse. Si no te gusta, si no te cabe, no entres mas a visitar el mio, asi como yo no entro al tuyo.

Esta vez me hartaste porque sin conocer y sin saber, estas opinando. Y a mi, la gente ignorante, me molesta.
No es la primera vez que me bardias, asi que calmate, hacete un tilito y sacate un turno (con un psiquiatra o con una puta, no sé que es lo que andas necesitando más)

No jodas mas, flaco, si no te gusta o te parezco una pelotuda, no entres mas y segui tu vida, como puedas.

Mediocre, el que no vale un choto sos vos. Debe ser duro despertarse todos los dias dandose cuenta de eso, no dieguito?

PS: ni te gastes en responder... porque cualkier bardiada que venga de vos la voy a borrar, no me interesa, ok? no pierdas mas tu pedorro tiempo dale?

Diego dijo...

Cuando uno te dice algo que te jode en 2 palabritas, si para retrucarlo necesitas escribir toda ese palabrerio barato, es porque te debio joder enserio

:(

pobre!

Denise dijo...

empecé a leer y digo a dónde quiere llegar? y, cuando mal acostumbrada a ir rápido de página en página, estoy a punto de irme al sillón a terminar de ver la final de dos millonarios jugando al tenis... qué suerte que me quedé a terminar de leerte. ahora no me vas a decir que nunca leiste a cortazar, es imposible jaja
gracias, me sacaste una sonrisa... saludos!

andreita dijo...

De nada bombon, siempre vuelvo a ver si hay respuesta, la mayoria de las veces no, pero me alegro q esta vez si.

Demas decirle que no debe sentir verguenza, con la practica todo mejora.

Un besote, Sr! (: